Los bancos siempre tienen algo que evita que tengas una satisfacción garantizada. Si no son las letras chiquitas son los cargos que se te hacen cada determinado tiempo, aquellos que aceptaste sin siquiera ponerle atención. Uno de los cobros más molestos son las cuotas anuales o anualidades, que hacen que tu deuda se incremente cada día más.

Libertad Financiera

A pesar de que a Santander le costó trabajo convencer a sus clientes de ser un banco excelente, lo hizo gracias a productos pensados e ideados para los clientes. Lejos de las cuotas fijas o los intereses bajos, el banco español tiene en mente una tarjeta de crédito ideal para los que ya estén cansados de las cuotas anuales sin sentido. Te presentamos Free de Santander

La gran virtud de esta tarjeta de crédito color blanco es que, como ya te enteraste, no te cobra anualidad alguna, evitando cargos que oscilan entre los 500 pesos en promedio. Obviamente el beneficio no lo obtendrás automáticamente, ya que el único requisito que se te pide es que uses la tarjeta 1 vez por mes, sin tener un cargo mínimo; da lo mismo gastar en una bolsa de frituras o en gadgets de última generación.

VER TAMBIEN| Flex de Santander. La tarjeta de pago fijo 

Al ser una tarjeta pensada para todo tipo de sectores, Free de Santander no te pide demasiado para la contratación. Demostrar que ganas 7,500 pesos al mes, entregar un comprobante de domicilio actualizado y la copia de tu identificación oficial será suficiente, y además tiene la virtud de poder contratar la tarjeta vía internet.

Si ya decidiste que esta tarjeta de crédito es la ideal para ti, tendrás la oportunidad de escoger entre varios beneficios (sólo uno en lo que dura tu contrato). Los planes de beneficio ofrecidos abarcan desde los viajes y los puntos, hasta los fraudes y los seguros en caso de la muerte del titular. Son 5 en total, que tienes que leer y elegir adecuadamente.

CAT de Free de Santander

Free de Santander tiene un costo anual total de 18.5 por ciento.