Las centrales de riesgo son iniciativas comerciales que están presentes en todo el mundo, aunque en determinadas regiones hay más que en otras. La importancia de su existencia no está en la contribución que hacen a las empresas – solamente – sino también en la forma en que premian a los usuarios responsables de sus pagos.

¿Qué son las centrales de riesgo?

Para entender su importancia hay que saber primero qué son las centrales de riesgo, sobre el tema podemos comentar a grandes rasgos que corresponden a instituciones especializadas en el mantenimiento de datos relativos a las obligaciones de las personas, entendiendo por éste al registro de cumplimiento e incumplimiento de éstas.

La información que se maneja corresponde a la de tipo financiero, comercial y de servicios, donde se mantiene una verdadera hoja de vida de cada persona respecto del crédito que tienen. En estricto rigor, las centrales de riesgo se encargan de tus referencias financieras y comerciales, donde informan de tu comportamiento de pago a quienes pueden darte crédito o aumentos de cupo, por ejemplo.

Centrales de riesgo en Colombia

Conociendo la importancia que tienen las centrales de riesgo hay que abocarse a las que existen en Colombia. Hay al menos dos instituciones importantes en el país, hablamos de Datacrédito y Cifin, las que se encargan actualmente de informar positiva o negativamente sobre el nivel de endeudamiento y comportamiento de pago que se tiene.

En el mundo globalizado en que vivimos se ha vuelto necesario contar con centrales de riesgo que informen respecto de quienes no cumplen con sus obligaciones, pues sus solicitudes de crédito ponen en peligro la viabilidad de quienes piden pudiendo pagar.

Las dos entidades de riesgo son las encargadas de proveer de información en Colombia a las centrales comerciales que manejan el crédito y los servicios, por ello no hay que descuidar el uso del dinero ni abusar del crédito que se nos concede.

La legalidad del funcionamiento de estas centrales de crédito se basa en una sentencia de la Corte Constitucional colombiana que justifica su existencia, añadiendo que la información comercial de cada persona no forma parte de la “initimidad” a la que tienen derecho, por lo que su funcionamiento es legal.

Datacrédito es una de las centrales de riesgo más completa de Colombia, por lo que ha sido en los últimos años la más utilizada por el sector comercial y de crédito. Cifin por su parte, creada en 1981 ya es una compañía independiente que se dedica al uso de bases de datos comerciales sobre los colombianos para asesorar a instituciones de crédito en el país.