Si eres habitante de México, recordarás el año 2009 como uno de los peores económicamente hablando. Durante finales de 2008 y todo el 2009, el mundo (no sólo México) vivió una de las crisis económicas más agudas de las que se tenía memoria; incluso hasta se llegó a comparar la recesión con la de 1929, la más temible de la historia.

La tarjeta Spira caducó

Gracias a la gran crisis económica que se suscitó en el año de 2009, muchas instituciones bancarias estuvieron a punto de quebrar , inclusive las más grandes del país. Uno de los bancos que tuvo que cambiar toda su organización y productos fue Invex, dueño de una de las tarjetas de crédito más populares de América Latia: Spira.

Todo comenzó en el año de 2006, en donde el banco Invex creía que no pasaría nada si aumentaba su cartera. de los casi 40 millones de pesos, se incrementó a 408 millones. La crisis comenzó cuando de esos 408 millones, se disminuyó a 243 millones, en un tiempo relativamente corto, que fue de poco más de 3 años.

Tras ver que sus planes financieros no tuvieron efecto alguno, se decidió evolucionar sus productos. La tarjeta Spira, empresa que había sido inaugurada en el año de 2004, desapareció y se convirtió en un nuevo producto llamado ‘Tarjeta SiCard’ .

VER TAMBIEN| Tarjeta de crédito sin buró

El plan de evolución planeaba lo siguiente: Recuperar las inversiones perdidas a manos de la tarjeta Spira, y colocar más de 100,000 plásticos de tarjeta al acabar el año de 2010. Cabe recalcar que esos plásticos fueron los de los clientes anteriores de Spira, y no fue hasta el 2011 cuando SiCard salió al mercado para impresionar al público en general.

En si, esta es la respuesta hacia lo que pasó con la tarjeta Spira, ya que muchos lectores tenían una cierta duda. Más adelante, dentro del sitio, te mostraremos qué ventajas y desventajas tiene la tarjeta SiCard frente a su hermano extinto.