Cuando vamos a comprar algún producto en línea, se nos pedirá el número de tarjeta (enfrente del plástico) y el código de seguridad (en la parte de atrás del plástico, en el caso de Visa y Master Card). La compañía utilizará este medio de pago para recibir los fondos y enviarte el producto cuanto antes. Este método es el favorito de los falsificadores.

Generadores legales

Cualquier estafador necesita los números de las tarjetas de crédito para comprar sin la necesidad de pagar ni un centavo. Los profesionales se roban los datos de cualquier página de internet, pero ya existe una manera más fácil, todo gracias al trabajo de los hackers. Ya circula en internet los Generadores de Tarjetas de crédito, disponible para descarga inmediata.

VER TAMBIEN| Tarjeta de crédito Falsa

Toda tarjeta de crédito, como ya lo hemos mencionado en los 2 párrafos anteriores, tiene un número y un código de seguridad. Este número está creado bajo un algoritmo que, en muchos casos, es muy fácil de calcular y adivinar. Un ejemplo es el principio de la serie de 16 dígitos, que corresponde al código de la empresa que emitió la tarjeta (Visa, MasterCard, American Express, etc.).

Un generador de tarjeta de crédito hace una simple ecuación para calcular el algoritmo que fue otorgado a cualquier tarjeta del mundo. Lo hará de manera totalmente automática, por lo que muchas de las veces podremos sacar cientos de códigos en tan solo minutos. La pregunta de oro es: ¿Es completamente legal usarlo?

No es legal usar los generadores de tarjeta de crédito, ya que estaremos usando información personal sin el consentimiento de su dueño. Lo que hay que dividir es el tipo de delito: Si usamos la información sólo para comprobar la seguridad de una página o para una membresía en un sitio sin usar algún peso, el delito será menor. En cambio, si utilizamos la tarjeta de crédito para comprar, estaremos cometiendo fraude.

Puede que si exista una forma legal de usar estos programas, y es que lo utilicemos únicamente para fines educativos, en una clase de álgebra o de programación.