Las tarjetas de crédito han sido algo muy benéfico para las personas hoy en día, ya que han servido para sacarlas de apuros y emergencias. También, estos instrumentos financieros han decorado muchos hogares y realizado pagos de servicios para vivir. Después de darte una definición concreta, en esta ocasión te mencionaremos cómo tramitar una tarjeta de crédito en México.

Un trámite sencillo

Tramitar una tarjeta de crédito en México es muy fácil, ya que, comúnmente, sólo son necesarios algunos pasos para tener un plástico en tu bolsillo. A continuación te mencionaremos, detalladamente, lo que debes de hacer para que entres al mundo financiero de nueva generación: el mundo de los créditos y las compras a meses.

Revisar tu situación financiera: Antes de tramitar cualquier tarjeta de crédito, debes de revisar tu historial crediticio en el Buró de Crédito o en el Círculo de Crédito. Ese historial será más que necesario para que los bancos te den alguna tarjeta de crédito, ya que si tu historia es negativa o inexistente, es muy difícil que te proporcionen un plástico (Aunque ya existan algunas tarjetas de crédito sin buró).

VER TAMBIEN| ¿Qué es una tarjeta de crédito?

Revisar tus necesidades: Si estás seguro de que tu historia de crédito es buena, te recomendamos, antes de tramitar, que hagas un análisis de tus necesidades y capacidades. Si tienes un sueldo bajo, una tarjeta clásica es tu opción; si tienes más capacidad económica, las tarjetas Oro o Platino son para ti.

Acércate al banco: Ya elegiste el banco de tu preferencia y la tarjeta, y ahora tienes que ir a la sucursal bancaria. Deberás llevar los papeles básicos (Comprobante de domicilio e identidad, por ejemplo) y llenar una solicitud de crédito adecuadamente. También, se te pedirán números de teléfono para comprobar y tramitar lo más rápido.

Resultados: Después de hablar con el agente de banco, se te pedirá un tiempo para la aprobación de tu crédito (Normalmente es de 1 a 3 días). Si fuiste aceptado, el plástico estará en tu buzón listo para ser firmado.

Es muy fácil de tramitar, ¿Verdad?