Desde que estamos pequeños, la vida nos ha enseñado que se abren puertas al tener un grado de estudio. Podemos encontrar trabajo e incluso tener un respeto fijo, aunque no es una oportunidad que esté abierta para todos. Estudiar implica un gasto financiero, y si no tenemos el apoyo de un trabajo o de nuestros padres, las cosas se pueden poner muy difíciles.

Estudiantes y los créditos

VER TAMBIEN| Tarjeta de Crédito Carnet

A lo mejor queremos cumplir un sueño y ser profesionista; incluso queremos tener un mejor puesto en nuestro trabajo, por lo que necesitamos educación universitaria. Estudiar en una institución pública es lo mejor, pero es difícil entrar. Si necesitamos acceder a una universidad privada, podemos solicitar un crédito para estudiantes, que están fijados en tarjetas de crédito.

Una tarjeta de crédito es excelente para comprar cualquier cosa, e irla pagando conforme a nuestras necesidades. Estas herramientas financieras se les otorgan a los trabajadores o personas con ingresos fijos, dejando de lado a los estudiantes que difícilmente pueden acceder a los programas. La buena noticia es que existen tarjetas de crédito para los estudiantes como tú.

Santander ZERO: Al principio, gracias a sus especificaciones, podemos decir que es  una tarjeta de crédito normal y con promociones básicas, como anualidad sin costo y tarjetas adicionales gratis. Lo que hace de especial a esta tarjeta es que a estudiantes, de menos de 25 años, no se les pide comprobante de ingresos; únicamente necesitaremos tener 1500 pesos en nuestra cuenta Santander Universitarios.

BSmart U: La tarjeta BSmart de Banamex contiene varias ventajas excelentes para todo tipo de usuarios, pero existe una especial para estudiantes y universitarios. BSmart U tiene una fácil contratación, pero además será el perfecto acompañante en tu vida universitaria, ya que te ofrece el 10 por ciento de tus compras en puntos Premia. Necesitaremos presentar nuestra credencial de que nos acredite como estudiantes.