La educación es un punto importante en esta sociedad, ya que se cree que tendrás un mejor trabajo y asensos interminables. Una carrera universitaria, como su nombre lo indica, te impulsará en la vida, aunque muchas veces la dejamos por las pocas oportunidades que existen, tanto en el ámbito público como el ámbito privado.

Crédito Educativo para todos

A lo mejor se te hace muy complicado asistir a una universidad pública de prestigio, ya que te queda muy lejos o simplemente no tienes el tiempo para hacer el examen de admisión. Por lo regular, las instituciones privadas son un poco más flexibles con los horarios, pero el costo de las colegiaturas son demasiados altas.

Un crédito educativo te puede ayudar a pagar tu carrera sin la necesidad de estar ahorcado con los pagos. Pocas instituciones bancarias manejan créditos de este tipo, y Afirme es una de ellas. La Banca anteriormente citada tiene un crédito muy especial para aquellas personas que quieran superarse, y tiene de nombre ‘Afirme100’’.

Este crédito educativo está pensado bajo 3 grandes premisas o periodos de pago, que van evolucionando conforme tú evoluciones.

Periodo de Estudios: Mientras tú estudias, no te debes de preocupar por tu crédito educativo. Vas a pagar una cuota mínima en verdad, que sólo cambiará con el hecho del cobro del seguro de vida.

VER TAMBIEN| Crédito Educativo Universitario de Santander

Periodo de Gracia: Ya te graduaste y por fin tiene tu título, mismo que ahora te servirá para encontrar el trabajo de tus sueños. Mientras estás en la búsqueda de empleo, no te debes de preocupar por el pago de tu crédito educativo, ya que sólo cubrirás los intereses que se vayan generando.

Periodo Laboral: Por fin encontraste ese trabajo de tus sueños, y ahora si toca el turno de recompensar todo el esfuerzo. En este periodo ya podrás pagar tu crédito educativo sin ningún tipo de contratiempos.