Todas las personas tenemos gastos, pero a veces estos gastos son imprevistos o accidentales, provocando que necesitemos dinero en efectivo lo más rápido posible. Los préstamos en efectivo son siempre urgentes, ya que por lo regular saldremos el mismo día con los billetes en el bolsillo.

Efectivo para esas urgencias

A lo mejor nos da una enfermedad inesperada, tenemos un accidente, tenemos algunas deudas legales,  queremos obtener algún lujo como electrónica o automóvil, queremos pagar los útiles escolares o simplemente queremos abrir un negocio familiar que apoye nuestra economía. Para todas las actividades anteriores, necesitaremos dinero en efectivo, y si es lo más rápido posible está mucho mejor.

Hay 3 grandes maneras de obtener un préstamo en efectivo. Todas son diferentes y tienen algunos requisitos extraordinarios, pero estamos seguros de que te sacarán del apuro de una manera rápida y fácil. A continuación te diremos las 3 más importantes.

Préstamos en Bancos

Los Bancos u otra entidad financiera pueden prestarte dinero en efectivo de manera rápida. La ventaja que tenemos aquí es que podemos elegir el monto deseado, que por lo regular va desde 5,000 pesos en efectivo.

El Banco, al ser una institución con sus propias reglas, te investigará primero, y tú tendrás que entregar algunos papeles que muestren que puedes pagar las mensualidades correspondientes con tus ingresos al mes. También hay algunas opciones que te descontarán cierta cantidad de dinero de tu nómina correspondiente.

Puede existir el caso en el que el banco o entidad financiera oficial te pida tener alguna cuenta o algún servicio contratado anteriormente con ellos. Además de comprobar tus ingresos, debes de dar los papeles de siempre como: Credencial de elector, comprobante de domicilio, etc.

Préstamos en casas de empeño oficiales

A lo mejor no tienes un trabajo fijo o no cumples los requisitos para pedir un préstamo seguro en bancos u otras entidades, pero tienes algún objeto de valor, puedes ir a cualquier casa de empeño oficial para ver cuánto te pueden prestar por tu bien.

Vas a cualquier sucursal de estas entidades (Una gran ejemplo es el Nacional Monte de Piedad) con tu producto. El trabajador te dirá cuento dinero te pueden prestar por tu lujo y el plazo que tienes para pagar el efectivo. Si no pagas en la fecha indicada se te cobrarán intereses, y si no los pagas, la casa de empeño se quedará con tu producto.

La desventaja de obtener un préstamo en efectivo en las casas de empeño, es que muchas veces no te prestarán lo deseado, y tu producto lo malbarataran en caso de que no pagues la cuota de recuperación.

Préstamos por grupos

Si no quieres liar con alguna institución bancaria u oficial, existen opciones algo inseguras como los préstamos por grupos, ofrecidos por terceros o por algún local en las ciudades pequeñas. El punto importante de este tipo de Préstamos en efectivo es que es de manera colectiva.

Así se manejan estos préstamos: Se juntan más de 5 personas de una misma localidad o colonia, para luego fijar una cantidad especial de préstamo (Entre todos). Hace un sorteo para ver quién es el que recibirá el dinero primero, y los demás pagarán una mensualidad fija durante varias semanas o incluso meses.

VER TAMBIEN | Tarjeta de disposición en efectivo Fonacot

Hay locales especializados en ese tipo de préstamos en efectivo por grupos, cobrándote intereses con cada pago.

Confía en una institución establecida

Los préstamos en efectivo te darán la solución rápida, pero muchas veces hay más requisitos que beneficios, hablando de las instituciones financieras oficiales. Muchas veces, las personas mejor confían en negocios que no tienen las reglamentaciones, evitando que busquen una mejor opción en el mercado.

El consejo que te podemos dar, aquí en el sitio, es que confíes en las instituciones oficiales, ya que si te llegaras a atorar en algún pago, estas mismas instituciones te apoyarán para el respectivo caso, o se quedarán con tu bien en caso de un empeño.

También, te debemos decir que elijas un plan de pago que se acomode a tus necesidades, recordando que ahorita estás en un proceso de crisis, en donde un pago muy grande será imposible de pagar.