Antes de pedir un crédito de nómina en alguna institución bancaria, te aconsejamos estar informado de todos los pormenores que implica contratar uno. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ha emitido en varias ocasiones algunas recomendaciones sobre los créditos de nómina para tener en cuenta.

1
Planea bien tus finanzas

Es importante no sobreendeudarse ya que puedes poner en riesgo tu patrimonio familiar. Es por ello que nunca debes pagar más del 30% del total de tu salario. Revisa cuánto dinero te quedará una vez que hayas pagado tu cuota.

2
Costos totales, comisiones y cargos por el servicio

Si no tienes muy claro qué pagarás y cuándo lo harás, debes de preguntar a tu ejecutivo bancario todas las tasas, cargos, recargos, aperturas, comisiones y seguros que incluye el préstamo para que no te des una sorpresa de último momento en tu planeación financiera personal. La Condusef también recomienda revisar detenidamente el contrato, el CAT promedio y la tasa de interés anual.

LEER | Los mejores créditos de nómina en México

3
¿Para qué usarás el crédito?

Recuerda que un crédito de nómina es un adelanto de tu sueldo. La Condusef aconseja tener muy claro para qué se requiere el financiamiento, ya que las comisiones suelen ser altas y el monto de los préstamos varía en función de la antigüedad que tengas en tu empleo. La regla de oro, antes de solicitar un crédito de nómina, debe ser cuestionarse si realmente necesitas el dinero y en qué lo gastarás. No es recomendable usarlo para gastos estacionales, como las vacaciones o el inicio del ciclo escolar. Solicita solo lo necesario.

4
Comparar opciones

En el mercado hay muchas instituciones bancarias que ofrecen créditos de nómina, para ello, el organismo gubernamental aconseja ser precavido y analizar cuidadosamente qué ofrece cada una de ellas para elegir la que más te convenga. Es preferible dedicarle un poco de tiempo a la planeación que llevarse tragos amargos una vez que ya se ha adquirido el compromiso financiero y prestar atención a los requisitos.

5
Siempre queda la portabilidad

La portabilidad es un derecho para todos los usuarios bancarios en México, si las condiciones del banco donde recibes tu nómina no te satisface, siempre puedes recurrir al cambio de institución financiera.